Porque de tal manera amó Dios al mundo,
que ha dado a su Hijo unigénito,
para que todo aquel que en Él cree, no se pierda,
mas tenga vida eterna. Juan 3:16.

sábado, 14 de julio de 2012

Amor Vs Temor


En la niñez y adolescencia tenía una costumbre bastante macabra alimentada por mi temor a la muerte. Era como un juego que trataba de experimentar lo que se sentía una vez muerto: en la oscuridad de mi dormitorio, con la cabeza tapada por las sábanas y los ojos cerrados (como los muertos) sentía miedo. Entonces me decía que todavía me quedaban muchos años para tan terrible trago y me calmaba. ¡Cuán distante se veía la muerte como niño! Ahora que los años han pasado la muerte se ve más cercana, lógico. La diferencia es que ya no coqueteo con ningún juego macabro. He descubierto que el amor de Dios por mi destierra el temor por la muerte pues es el camino que me llevará a su presencia. Sólo Él sabe el día y la hora. ¡Cuando muera estaré con mi Señor! Lo más duro de la partida será separarme de los seres que amo, aunque los veré cuando se reúnan conmigo en el Cielo.

En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor. (1 Juan 4:18)

No me extrañaría, querido lector, que te encontrases en un estado de pavor cada vez que te acuerdas que un día, irremisiblemente, morirás. Hoy es normal la angustia por la posible pérdida del empleo, dificultad para llegar a fin de mes, soledad, tristeza y el rechazo por diferentes motivos. Pero esto no es nada angustioso si lo comparas con la certeza de la propia muerte. Solo el verdadero amor, como afirma el texto bíblico que acabas de leer, te puede librar del temor. Entiende bien lo que la Biblia dice por medio de este versículo: Las circunstancias adversas van a venir pero el que conoce el perfecto amor no temerá los malos tiempos. ¿Dónde está el perfecto amor?

El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor. (1 Juan 4:8)

En Dios está el perfecto amor porque Dios, en su más profunda esencia, es amor. Dios inventó el amor, por lo tanto, tiene mucho que decir al respecto. ¿Estás dispuesto a escuchar? Si padeces de angustia, temores y miedos en cuanto a la seguridad de tu vida y buscas respuestas a tus inquietudes espirituales y materiales, solo sigue leyendo.

La forma en que vives habla fuertemente de tus virtudes y defectos. Somos libros abiertos para aquellos que saben observar. Dios te observa desde el Cielo y mira a lo profundo de tu corazón, donde nadie puede mirar; solo tú y Él. ¿Qué ve Dios cuando te observa? PECADO. Cada acción de tu vida está infectada por el pecado, lo creas o no y esto te separa de Dios de tal manera que Él no puede, por causa de tu pecado, tener amistad contigo. El pecado necesita ser pagado para poder ser perdonado. ¿Qué puedes hacer por tu parte para que seas perdonado de tus pecados y tener a Dios de tu lado? NADA, ABSOLUTAMENTE NADA.

Solo Dios pudo hacer algo, y lo hizo. Mandó a su Hijo Jesucristo en rescate por nosotros. ¿Te suena la palabra rescate? Sí, amigo lector, la palabra que nuestros políticos temían pronunciar y que hoy disfrazan con otros vocablos para no asumir sus grandes errores. Dios por amor a ti viene en la persona de su Hijo y tienes la posibilidad de ser rescatado, no solo de tus temores sino de la muerte eterna que es la separación de Dios. Dios quiere sanear tus cuentas, darte liquidez y solvencia por el simple hecho de que te ama. Él no lo hace por cobrar intereses ¿qué tienes que pudiera interesar al Dios que creó el Universo? Él no lo hace para hacerte su esclavo sino más bien para darte libertad.

Cuando mueras te enfrentarás a algo más terrible que tu propia muerte: cuando mueras serás juzgado por el mismo Dios. ¿Cómo te librarás de este juicio? Tu pecado te condenará. No hay escape por tus propios méritos y capacidades porque a Dios no le impresiona nada de lo que puedas llevarle. ¿Quieres cambiar tus temores y amarguras por el amor de Dios? Solo hay un camino: ARREPIÉNTETE DE TUS PECADOS Y CREE EN JESÚS COMO SEÑOR Y SALVADOR DE TU VIDA. Cristo desea rescatarte dándote luz donde había oscuridad, amor donde había temor, esperanza donde reinaba la angustia y salvación donde habitaba la perdición.

Como en una carrera de relevos te paso el testigo. Es tu momento y debes reflexionar porque te va la vida en ello. ¿Seguirás albergando temores habiendo leído del perfecto amor que es Dios? Cree lo que la Biblia dice y acepta el amor de Dios demostrado en su Hijo cuando murió por ti en la cruz. Jesús lo hizo por amor a su Padre y a ti. No lo rechaces pues no sabes cuándo morirás y, tal vez, en unos minutos, horas o días...pierdas la gran oportunidad de tu vida de ser eternamente salvo.

Pide a Dios que te dé claridad y no te calles tus dudas. Estoy a tu disposición para ayudarte. Lo más importante es que lo conozcas a Él pues es lo más importante que le puede ocurrir a tu vida. Descubrí el verdadero amor que es Dios, y créeme, no lo cambio por nada ni nadie.

Cambia tu temor por Dios que es amor.

¡QUE DIOS TE BENDIGA!

1 comentario:

  1. visitando su blog, bendiciones
    mi blog www.creeenjesusyserassalvo.blogspot.com

    ResponderEliminar