Porque de tal manera amó Dios al mundo,
que ha dado a su Hijo unigénito,
para que todo aquel que en Él cree, no se pierda,
mas tenga vida eterna. Juan 3:16.

sábado, 10 de noviembre de 2012

Biblia


Hay libros especiales que te transportan a mundos de ensueño. Hay libros que te enseñan diferentes áreas del conocimiento humano. Hay libros para todos los gustos. Hay hasta buenos y malos libros. Hay un libro que es el libro de los libros: LA BIBLIA. Tiene como seis mil años desde sus primeros escritos. Desde el libro de Génesis hasta el libro de Apocalipsis sus páginas resuman sabiduría. Sabiduría de la buena porque es la sabiduría de Dios. En la Biblia hallaremos desde nuestros orígenes, hasta nuestro propósito en la vida. Está llena de historias de personas como tú y como yo con sus más y sus menos. Hay canciones, poesías, enseñanza, profecía y un solo protagonista: JESUCRISTO. Es que la Biblia, en resumen, es la historia de Dios y la relación con su creación más preciada, el hombre. tú y yo. Lo más seguro es que tengas una Biblia en casa descansando en algún rincón de tu librería, si es que no disfrutas de su lectura. La Biblia es la carta de amor de Dios al hombre. Y la mayoría ni se ha dado cuenta. Dios quiere comunicarse contigo y lo hace claramente en su Palabra, la Biblia.

Dios te ha creado

Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. (Génesis 1:26-27)

Dios es tan poderoso que con su sola palabra crea. En un momento de la actividad creadora efectúa su obra cumbre y crea al ser humano. Tú eres tan especial porque Dios ha puesto en ti su imagen y semejanza. Él te ha dotado de fuerza, belleza, inteligencia, sentimientos y espiritualidad. A ninguna otra cosa creada le infunde Dios su aliento de vida. eres la corona de la Creación de Dios. No te dejes engañar por los lavados de cerebro de los que tienen fe en la evolución. No estás aquí por arte de birlibirloque o azar. Tú estás aquí porque así Dios lo dispuso. Tienes dignidad y valor por ti mismo. Es que el Ser más importante del Cielo y del Universo puso su pensamiento y ojos en ti.

Dios te ha dado propósito

... y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. (Génesis 1:26b)

Dios quiso compartir toda la Creación contigo y te dio una misión. Tu misión es señorear sobre la Creación. No maltratarla, sino más bien cuidarla. Este es tu trabajo. Para ello fuiste creado. Diariamente caminaba el hombre con Dios en ese lugar llamado el Edén compartiendo inquietudes, intimidades, charlando amigablemente, Dios disfrutando del hombre y el hombre disfrutando de Dios. Qué imagen tan diferente la que cree que estamos aquí por millones de años de lucha y muerte.

Has pecado contra Dios

Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella. (Génesis 3:6)

Una sorpresa para muchos: la Biblia habla de un árbol frutal y no de una fruta en particular. La típica manzana es un invento de no sé quién. Pero lo importante del asunto es que el ser humano desobedeció lo establecido por Dios y el que incumple la Ley debe pagar por ello. Perdimos el estatus al que Dios nos elevó y dejamos de ser personas de confianza. Dios perdió a un amigo y el hombre perdió a Dios. La naturaleza entera perdió su belleza primera. Esto es la consecuencia del pecado. Desde entonces el ser humano está abocado a la muerte y al juicio de la ira de Dios. Desde entonces todo muere en este mundo.

Dios ha provisto una salida

Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras. (1 Corintios 15:3)

Al principio mencioné al que era el protagonista de la historia: JESUCRISTO el Hijo de Dios. Él fue el enviado del Padre para rescatarnos y devolvernos el acceso a su Padre. tienes la oportunidad única de reconciliarte con Dios, el que te creó. Nuestros pecados fueron la causa de que Jesús diera su vida en la cruz. Al igual que en el Huerto del edén Dios proveyó para el hombre unas condiciones envidiables, ahora Cristo pone en tus manos unas condiciones inmejorables que te devolverán la esperanza y la fe en quién debe estar.

Debes arrepentirte y creer

El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio. (Marcos 1:15)

Al igual que yo respondí en su día a este llamado, tú debes hacerlo si quieres llegar al Cielo. Dios, por medio de Jesús, se ha acercado a ti y te ha tendido su mano salvadora. ¿Huirás como aquella vez en Edén porque te da vergüenza lo que Dios pueda pensar de ti? o ¿correrás a su encuentro como los necesitados a los que Cristo sano? Tú mismo.



Un día te encontrarás cara a cara con tu Creador. Él te preguntará porqué no creíste en su Palabra escrita en la Biblia. ¿Qué le dirás?

La Biblia te dice quién es Dios y quién eres tú.

¡QUE DIOS TE BENDIGA!

No hay comentarios:

Publicar un comentario