Porque de tal manera amó Dios al mundo,
que ha dado a su Hijo unigénito,
para que todo aquel que en Él cree, no se pierda,
mas tenga vida eterna. Juan 3:16.

sábado, 4 de octubre de 2014

La Biblia Para Torpes

“…sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte…” (1 Corintios 1:27)

Me imagino que las publicaciones “Tal… para torpes”, donde “Tal” es el tema que se quiere explicar de forma sencilla, con el fin de que cualquiera pueda entenderlo, ha sido un pelotazo en cuanto a ventas por todo el mundo, porque han salido libros que intentan hacer entendible todos los temas imaginables. La Biblia, como es de suponer, no se iba a quedar sin su hueco editorial, y buscando por internet me encontré con la portada que podéis ver titulada “La Biblia para torpes”. Sé que varias traducciones son posibles para la palabra dummies, pero me decanto por torpes porque me resulta gracioso. Espero que nadie se me ofenda.

“Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí; y no queréis venir a mí para que tengáis vida”. (Juan 5:39-40)

En la Biblia hay un solo protagonista y muchos secundarios. El protagonista es Cristo y cada circunstancia, historia y personaje secundario apunta hacia Jesucristo. En estos actores secundarios podemos observar rasgos y acontecimientos que vemos en Jesús cuando caminó entre nosotros como verdadero Dios y verdadero hombre. Por ejemplo, cuando Dios pide a Abraham que sacrifique a Isaac, su hijo, está escenificando lo que siglos más tarde Dios Padre hará, entregando a Su Hijo en la cruz por nosotros, como sacrificio por nuestros pecados.  Cuando Jonás pasa tres días en el vientre del gran pez y salió, nos predice los tres días que Jesús estuvo muerto en la tumba y Su resurrección. Hay muchos más ejemplos y detalles, pero esta entrada al blog no da para más, querido lector.

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”. (Juan 3:16)

La Biblia es monotemática. Nos habla de un Dios que nos ama y ha dispuesto todo lo necesario para volver a reconciliarse con nosotros: la salvación en Jesucristo. Desde que pecamos desobedeciendo la Ley divina, Dios se puso manos a la obra para proveernos una salida. Esta salida es Cristo y su sacrificio en la cruz que los cristianos resumimos con la palabra evangelio o buenas nuevas. Cristo demanda para ir al Cielo que nos arrepintamos de todos nuestros pecados, y pongamos nuestra fe en Él, exclusivamente, desechando los ofrecimientos de esta sociedad que vive de espaldas a Dios.

Querido lector, sé de buena tinta que no eres torpe para entender este profundo, pero sencillo mensaje del amor de Dios hacia ti. Pero el meollo de la cuestión no es simplemente entender, sino que el jugo está en poner en práctica el llamado a arrepentirte y la fe en Jesucristo. Te aconsejo que no leas un manual sobre la Biblia pudiendo leer la Biblia misma. Consigue una de papel o para tu ipad, iphone, tablet, ordenador… no importa el medio, lo que importa es que la uses como manual para tu vida. Cree a Jesús, merece la pena.

Jesús iluminó a este torpe.

¡QUE DIOS TE BENDIGA!

No hay comentarios:

Publicar un comentario