Porque de tal manera amó Dios al mundo,
que ha dado a su Hijo unigénito,
para que todo aquel que en Él cree, no se pierda,
mas tenga vida eterna. Juan 3:16.

domingo, 4 de marzo de 2012

El Regalo


A todos nos gusta recibir regalos. El regalo muestra lo importantes que somos para el que nos obsequia. Los regalos nos hacen sentir queridos y valorados. Cuando hacemos un regalo intentamos agradar a nuestros seres queridos, agasajarlos, impresionarlos y sobre todo mostrarles nuestro respeto y amor.

Frente a un regalo podemos optar por dos opciones: aceptarlo o rechazarlo.

Imagínate que alguien te regala la posibilidad de vivir UNA VIDA VACÍA. Una vida vacía es la carente de emociones, sin expectativas, intrascendente, una vida sin ilusiones y sin motivaciones. Creo que no me equivoco al decir que el regalo sería rechazado por ti sin titubeos.

Otra persona te regala la oportunidad de vivir UNA VIDA ROTA. Una vida rota es aquella vida triste, temerosa, violenta, cansada, rebelde. Sé también que rehusarías el regalo.

De pronto alguien te regala la ventaja de vivir UNA VIDA CON ESPERANZA. Una vida con esperanza es alegre, valiente, una vida que está en paz, descansada y que tiene estupendas relaciones. A buen seguro que este regalo lo aceptarías.
Jesús dijo: 
"El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; Yo he venido para que TENGAN VIDA, y para que la tengan EN ABUNDANCIA." Juan 10:10.
Al rehuir del regalo de una vida vacía, y rechazando el obsequio de una vida rota, demuestras que, si no es por experiencia propia, sí por experiencia ajena, que te sientes motivado a no escoger ninguno de estos regalos. Realmente sabes la inconveniencia de estas clases de vida.

¿Qué requisito se pide para obtener el regalo de vida abundante que Jesús te ofrece?

Es muy sencillo: ACÉPTALO.

LA VIDA ABUNDANTE que Cristo te ofrece no es una vida carente de problemas. Tu economía puede que no se arregle. Tu enfermedad quizá persista. No acabarás de entenderlo todo. La vida abundante es la que te hace ver más allá de las circunstancias del momento y sabe que Dios está al control.
La Biblia dice: 
"Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?" Romanos 8:31.
Si el Creador del Universo, el Dador de la Vida, el Ser más poderoso que hay está a favor nuestro estamos seguros. Podemos vivir confiadamente.

Esta vida está centrada en Jesús. Tu vida se renueva y toma un nuevo rumbo. Al tener la certeza de un Dios que te ama, el egoísmo va desapareciendo y comienzas a vivir pensando en las necesidades de los que te rodean. Tu familia toma el justo lugar que tiene en el plan de Dios. El trabajo se convierte en una forma más de agradecer a Dios por las bendiciones recibidas y deja de ser algo que nos fastidia. Dios comienza a trabajar en ti ordenando todo aquello que es necesario para que vivas como Él lo ideó.

La fina línea que separa la vida que vives ahora de la que Jesús te quiere regalar consiste, como ya he comentado, en aceptar el regalo. Si por el contrario lo rechazas te expones al Juicio de Dios y créeme, seguro que no querrás tener al mismo Dios en tu contra.

Si estás cansado de tu vida ACEPTA LA NUEVA VIDA EN CRISTO.
Haz esta oración: 
"Señor, sé que no estoy viviendo la vida que Tú me ofreces. Desde ahora quiero aceptar el regalo que quieres hacerme de una nueva vida  llena de esperanza. Reconozco que he vivido lejos de Ti toda mi vida. Perdóname mis pecados y recíbeme como tu hijo. Ayúdame a seguirte y enséñame a vivir como a Ti te agrada. En el Nombre de Jesucristo, Tu Hijo. Amén."
Si has hecho esta oración de forma sincera quisiera ayudarte. Ponte en contacto conmigo por medio del correo electrónico que hay arriba en la parte derecha del blog. Es importante que leas la Biblia pues ella te enseña todo sobre la vida que acabas de comenzar. También es importante que te reúnas con otros cristianos que te ayuden a crecer y madurar en Cristo.

¡QUE DIOS TE BENDIGA!

No hay comentarios:

Publicar un comentario