Porque de tal manera amó Dios al mundo,
que ha dado a su Hijo unigénito,
para que todo aquel que en Él cree, no se pierda,
mas tenga vida eterna. Juan 3:16.

sábado, 22 de junio de 2013

Verdadera Ciencia

La  verdadera ciencia proclama que Dios no existe. La observación y la experimentación, es decir, el método empírico avala a la verdadera ciencia. El naturalismo nos enseña que la condición previa para la verdadera ciencia es descartar por completo todo atisbo, por muy insignificante que este sea, de la simple idea de la posibilidad remota de la existencia de Dios.



...

Disculpa, querido lector, creo que me he expresado mal en las definiciones anteriores. Permíteme corregir lo que realmente intento decir.

El naturalismo proclama que Dios no existe. No se basa en la observación y la
experimentación, es decir, el método empírico. El naturalismo es una filosofía y consecuentemente es una creencia que se basa en la fe de los presupuestos de sus filósofos.


¿Dios está callado? ¿Es que Dios no quiere defenderse? ¿Tal vez ya ha dejado suficientes indicios que le defiendan? ¿No hay más ciego que el que no quiere ver?




Dios calla porque es absurdo contender con lo que Dios mismo ha creado.

Y dijo el Señor: No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; mas serán sus días ciento veinte años. (Génesis 6:3)

Dios no se defienden porque eso supondría nuestro exterminio.

Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro. (Romanos 6:23)

Dios ha dejado suficientes indicios como para tener fe en Él.

Dice el necio en su corazón: No hay Dios. Se han corrompido, hacen obras abominables; No hay quien haga el bien. (Salmos 14:1)

Yo creo, después de mi experiencia y observación empírica, es decir, la verdadera ciencia, que el cristianismo avala la ciencia pura. La verdadera ciencia no es lo que los hombres opinen o dejen de opinar de Dios. La verdadera ciencia es lo que Dios opina de Su Creación que incluye al ser humano de forma muy especial.


Es que el ser humano, tú y yo, fuimos creados para tener una relación íntima con Dios. Este es el origen del hombre: Dios. En el principio fuimos un pensamiento de Dios, que más tarde llevó a la realidad.


Si miramos a nuestro alrededor podemos pensar que Dios creó un mundo imperfecto. Nada más lejos de la verdad. Nosotros metimos la pata hasta el fondo al decidir libremente que nuestros pensamientos eran más correctos que los Suyos y nuestra ciencia más verdadera que Su ciencia.


...y así nos va...

Por otro lado es normal que vivas alejado de Dios. Desde niños nos comieron el coco haciéndonos creer que todos los organismos tienen un antepasado común... y a nosotros nos tocó bailar con el más feo: el chimpancé.

El naturalismo grita a voz en cuello que la vida se originó de materia inerte. Entre los muchos sinónimos de inerte encontramos: inútil, ineficaz, inactiva...hasta gandul. En definitiva de algo muerto salió la vida. Llamadme torpe pero se necesita más fe para creer este tipo de filosofía que para creer en los dogmas del cristianismo.

¡Despierta! Ve contra la corriente de una sociedad que te dice que eres diferente y te trata como masa. Te adoctrinan, te clasifican, te numeran, te archivan... la libertad es puro libertinaje. La verdadera libertad es decir no a lo malo.

Lo malo es todo aquello que te trata de apartar del conocimiento de Dios (verdadera ciencia). El naturalismo tiene como meta ponerte en contra del solo pensamiento de la existencia de Dios. ¿Porqué? Porque de esa forma no hay que dar cuentas de nada, podemos vivir como nos plazca, no tenemos perrito que nos ladre, somos la única medida del bien y del mal, por lo tanto el pecado es simplemente que me estorbes en mi libertad.

Lo que la mayoría decide es lo bueno. Esto es lo que hay detrás de la democracia. Dios no es demócrata sino Teócrata. Por mucho que el mundo quiera desembarazarse de Su figura, ahí está Él.

Dios ha puesto Su cuño en la naturaleza. Sí, la que los naturalistas dicen con fe haber aparecido de materia gandula. ¿Porqué el hombre se empeña en rebajar el honor de haber sido creados por el mismísimo Dios? ¿A tanto llega nuestra baja autoestima?

Pues bien, Dios nos estimó tanto que desde que pecamos contra Él desobedeciéndolo ha ideado el plan perfecto para reconciliarnos nuevamente con Él.

Esto lo entienden hasta los niños: Jesús pagó nuestros pecados contra el Padre sustituyéndonos al morir en una cruz y de esta forma tenemos libre acceso al Padre para arrepentirnos de nuestros pecados y creer en la obra de salvación que Jesucristo ha hecho por nosotros.


Cree y arrepiéntete de tus pecados. Pecado es creer que el hombre no necesita a Dios, cuando es todo lo contrario. Pecado es creer que soy bueno, cuando solo Dios es bueno. Pecado es vivir bajo mis propios parámetros, cuando es Dios quien dicta las reglas.

Un día te presentarás ante el Tribunal de Dios. ¿Qué le llevarás? ¿Tu verdadera ciencia? ¿Tus buenas acciones? A Dios no le impresiona lo que le lleves, es más, no le podrás llevar nada porque cuando mueras no sacarás absolutamente nada de aquí.

Todo por lo que luchaste, creíste, disfrutaste no traspasará  ni la estatura que mide tu cuerpo. Dios te preguntará: ¿Creíste a las evidencias que te dejé para que te salvarás? Tú le preguntarás: ¿Que evidencias? Él te contestará: Tu conciencia, la naturaleza, la Iglesia, la Biblia y mi Hijo Jesucristo.

La verdadera ciencia, oiga.


¡QUE DIOS TE BENDIGA!

No hay comentarios:

Publicar un comentario