Porque de tal manera amó Dios al mundo,
que ha dado a su Hijo unigénito,
para que todo aquel que en Él cree, no se pierda,
mas tenga vida eterna. Juan 3:16.

sábado, 15 de agosto de 2015

Fe XIII: ¿Cuánta Fe Es Suficiente?

Treceava entrega del interesante librito ¿Tendré la fe correcta? Del ministerio RBC. ¡Que lo sigáis disfrutando!

¿CUÁNTA FE ES SUFICIENTE?

¿Cuánta fe necesita una persona para:

• ¿saltar de un avión en paracaídas?
• ¿cruzar un puente?
• ¿casarse?
• ¿sentarse en una silla?
• ¿subir a una montaña rusa?
• ¿saltar a una balsa salvavidas?
• ¿convertirse en cristiano?

En cada uno de estos casos, usted podría sentir temor o confianza hasta cierto grado. Pero, ¿cómo serían esas emociones indicadores de fe? Usted podría estar aterrorizado y aún así decidir saltar en paracaídas de un avión. O podría sentirse muy confiado y decidir no saltar al aire. La fe es más que un sentimiento. La fe es primordialmente una decisión de confiarnos a algo o a alguien en base de la información que tenemos disponible. Esa decisión implica el conocimiento de verdades esenciales, una aceptación personal de esas verdades como verdaderas y valiosas, y el compromiso de actuar conforme a esas verdades.

Por ejemplo, ¿cuánta fe necesitaría usted para cruzar un puente para peatones sobre un desfiladero? Primero, seguro que usted reuniría ciertos datos básicos evaluando visualmente la confiabilidad estructural del puente. Luego, si concluyera que es seguro, cruzaría el puente. La fe bíblica funciona de manera muy similar. Primero debe aprender de la Biblia información básica sobre Dios, el hombre, el pecado y Cristo (Hechos 10:34-43; Romanos 10:17). Luego, una vez se dé cuenta de que esos datos son ciertos y que exigen una respuesta personal, debe tomar la decisión de creer lo que Dios ha dicho y confiar en Jesucristo como su única esperanza de perdón y vida eterna (Juan 10:9; Hechos 20:21).

Entonces, ¿cuánta fe es suficiente? Para contestar esta pregunta considere las siguientes: ¿Conoce la información básica sobre Dios, el hombre, el pecado y Cristo? ¿Ha reconocido su irremediable condición sin Jesucristo? ¿Ha aceptado su oferta de rescate? ¿Ha respondido con confianza y obediencia? Si ha contestado Sí a cada una de estas preguntas, su fe es suficiente. Pero puede que pregunte acerca de la cantidad de fe que necesita después de haber colocado su confianza en Cristo para salvación. ¿Tiene que tener una gran fe en Dios para superar las pruebas de la vida?

Una vez más la respuesta depende de si su fe está en el objeto correcto. Cristo dijo a sus discípulos que la fe en Dios, aunque sea del tamaño de un grano de mostaza, sería suficiente para mover una montaña (Mateo 17:20). El asunto no es la cantidad de fe, sino el objeto de nuestra fe, que es lo que determina su efectividad.[1]

La fe es por conocer.

¡QUE DIOS TE BENDIGA!



[1] Varios autores, ¿Tendré la fe correcta?, Ministerios RBC, Grand Rapids, Michigan 2007

No hay comentarios:

Publicar un comentario