Porque de tal manera amó Dios al mundo,
que ha dado a su Hijo unigénito,
para que todo aquel que en Él cree, no se pierda,
mas tenga vida eterna. Juan 3:16.

sábado, 12 de mayo de 2012

¿Cara o Cruz?


Solamente tienes dos opciones en esta vida. De la elección depende tu futuro eterno. Es como lanzar una moneda al aire y escoger la alternativa equivocada. Cara o Cruz: solo dos posibilidades. ¿Cara o Cruz?, con esta pregunta  muchos juegos dan comienzo. Muchas dudas sobre qué camino tomar pueden ser despejadas. No quiero con estas palabras jugar porque es muy serio lo que quiero compartir contigo, querido lector. Quiero despejarte las dudas sobre qué es lo que debes hacer para asegurar que el rumbo que tomas es el correcto. Jesús lo dijo de forma clara. No dejó ni un solo resquicio para la duda. Esto salió de su propia boca:

Yo soy el Camino, y la Verdad, y la Vida; nadie viene al Padre, si no por Mí. (Juan 14:6)

Vivimos un tiempo en el cual los absolutos no tienen cabida. "Depende, todo depende...", dice la canción. Pero Jesús canta otra canción bien distinta. Jesús afirma que Él es el Camino. No un camino: EL ÚNICO CAMINO. No una verdad: LA ÚNICA VERDAD. No cualquier forma de vida: LA ÚNICA VIDA. No una forma de llegar a Dios: LA ÚNICA FORMA DE LLEGAR A DIOS.

  • Jesús asegura que Él es EL ÚNICO CAMINO


El hombre, desde el Edén, escogió su propio camino. Se apartó de Dios y de esta forma pecó desobedeciéndolo. Mira lo que dice la Biblia:

Hay camino que al hombre le parece derecho; Pero su fin es camino de muerte. (Proverbios 14:12)

Estimado lector, si piensas que tu vida va bien; si haces con ella como te place, sea bueno o malo a tus ojos o al de los demás, debes saber que sin Jesús encaminando tu vida estás en el camino erróneo. La Biblia llama al camino por el que transitas, como has leído, camino de muerte. Tu camino lleva a un Tribunal que presidirá Cristo y serás juzgado por haber pecado contra Dios. ¿Cómo sabes que hay pecado en tu caminar diario? Dios ha puesto la voz de la conciencia en ti para que te recuerde y te haga notar cuando actúas pecaminosamente. Cuando mientes, sabes que está mal. Cuando adulteras, sabes que está mal. Cuando calumnias, sabes que está mal. Cuando robas, sabes que está mal. Cuando...rellena tú la lista. No te engañes a ti mismo: sentirse vigoroso, feliz y pleno con la vida que tienes, sin Jesús, es camino de muerte.

  • Jesús asevera que Él es LA ÚNICA VERDAD.


La verdad sobre el significado de nuestra existencia está en Jesús. El evangelio es el mensaje de Cristo para cada persona. Todos necesitamos conocer a Jesús y conocer a Jesús es conocer lo que vino a hacer en medio nuestro.

El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio. (Marcos 1:15)

Esta verdad era el centro del mensaje de Jesús cuando vivió entre nosotros. Esta verdad era Jesús mismo ejemplificando lo que estaba compartiendo. Él nos habló sobre la cercanía del Reino de Dios, sobre la necesidad de arrepentimiento y creer en el evangelio. He aquí la "pócima mágica": arrepentirse de los pecados y creer el mensaje verdadero que Jesús estaba predicando: EL EVANGELIO.

  • Jesús afirma que Él es LA ÚNICA VIDA.


La narración bíblica nos hace entender esta verdad absoluta:

En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.  (Juan 1:4)

De Jesús mana la vida. Él es el inventor de todo lo que conocemos. Jesús es el Creador. El aire que respiramos, el sol que nos da luz, la tierra que pisamos, el alimento diario y el latido del corazón han sido ideados por Él. A Él debemos todo. Por eso darás cuenta un día ante el mismo Dios, no por lo bueno o malo que hayas sido, sino por rechazar la vida que te ofreció Jesús. La vida es luz. La luz es brillo. La luz pone en evidencia nuestra maldad espiritual. Los pecados que hay en tu vida son descubiertos de tal forma que es imposible que no te des cuenta de ellos. Jesús es la VIDA y esta vida te ilumina poniendo al descubierto que no hay vida en la tuya. ¿Cuándo mueras a dónde irás? Cielo o Infierno: solamente dos opciones.

  • ¿Para qué nos muestra Jesús que es el Camino, la Verdad y la Vida? 


Para acercarnos al Padre. Jesús vino para hacer un puente que nos pudiese reconciliar con el Padre. Tú y yo no podemos por culpa de nuestros pecados acercarnos a un Dios que es tres veces Santo. Solo Jesús, el Hijo de Dios, pudo. Y lo hizo. Pagó en la Cruz por tus pecados haciendo posible que fueses perdonado por Dios Padre. Recuerda el mensaje del Evangelio: Arrepiéntete de tus pecados y cree el mensaje del Evangelio. Evangelio significa BUENAS NUEVAS. Hay buenas noticias: Aunque has pecado contra la Ley de Dios y no puedes por méritos propios resarcir el entuerto, Dios ha provisto una puerta de escape que puedes tomar. Esta puerta de escape es Cristo, que pagó en la Cruz para que pudieses, por medio del arrepentimiento y creer en Cristo ser eternamente salvo.


¿Qué escoges hoy? Solo dos opciones: Camino de Muerte o Camino de Vida. Eres libre de elegir. Sé consciente de tu elección ya que un día darás cuenta ante el mismo Dios. El motor que movió a Dios para enviar a su Hijo Jesús, fue el amor. Aún hoy quiere atraerte con su amor. Jesús es la muestra más poderosa de ese amor que Dios siente por ti.


Habla con Dios y arrepiéntete de tus pecados. Arrepiéntete de haber vivido en un camino que te llevaba a la muerte, en una verdad relativa y en una vida vacía de sentido. Dios desea dar el sentido a tu vida que Él ideó cuando te creó. Dios desea iluminarte con su Verdad. Dios anhela darte su Vida y Él quiere tener una relación profunda de amistad contigo. En resumen: ¡Dios te ama! Puedes utilizar esta oración para guiarte:

Dios, reconozco que he vivido toda mi vida sin contar contigo y esto me aleja de Ti. Me arrepiento de haber actuado de esta forma. Perdona los pecados que he cometido porque van en contra de tu voluntad. Quiero comenzar a aprender a caminar en tu Camino, quiero profundizar en tu Verdad y deseo que me des tu Vida para que la mía tenga el sentido para la que fue creada. En el Nombre de tu Hijo Jesucristo. Amén.

Dios ha atendido tu oración si ha sido hecha con el corazón y con la mente. Con verdadero arrepentimiento. Lee la Biblia para conocer más de Dios y reúnete con personas que como tú se han arrepentido de sus pecados. Las encontrarás en cualquier Iglesia evangélica de tu ciudad. Me encantaría poder ayudarte. Si tienes dudas no te las guardes. Pregúntame y gustoso te responderé si está en mi mano.




Si por el contrario no quieres saber nada de Dios ten cuidado. La opción que has elegido te encamina hacia la perdición. No hay camino, verdad o vida que perdure fuera de Jesús. Él te ama y mientras haya aliento de vida en ti siempre tendrás Su mano tendida. La muerte física hará que pierdas toda esperanza de salvación.


No hay opción válida fuera de Jesús.

¡QUE DIOS TE BENDIGA!

No hay comentarios:

Publicar un comentario