Porque de tal manera amó Dios al mundo,
que ha dado a su Hijo unigénito,
para que todo aquel que en Él cree, no se pierda,
mas tenga vida eterna. Juan 3:16.

sábado, 17 de enero de 2015

Jesús y los Violentos

Me vienen al pensamiento dos personajes históricos que lucharon por la paz alejados de todo atisbo de violencia. Por un lado Gandhi, que murió a manos de un exaltado, y por otro lado, Martin Luther King, que padeció igual destino que el anterior. Dos asesinados violentamente por creer que la paz es algo alcanzable en este mundo. Los dos tenían razón pues conseguir la paz por medio de la violencia es un absoluto contrasentido, como muestra de ello podemos echar un somero vistazo a las guerras más recientes, que tomando como excusa la paz, se han cebado de imperialismo puro y duro.

Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan. (Mateo 11:12)

Jesucristo fue un gran chasco para los violentos que fueron aquellos que esperaban a un líder que los librará por medios bélicos de las fauces imperialistas de Roma. Cuando vieron a Jesús manso y humilde lo rechazaron porque no cumplía con los pensamientos violentos que su sed de venganza les imponía. Para los violentos el Reino de los Cielos debía establecerse en la tierra a través de la espada y Jesús estaba en las antípodas de esa actitud.

Jesús les recordaba que el Mesías que esperaban no venía con armas de destrucción masiva, sino con la mayor arma de construcción masiva: EL AMOR DE DIOS. Jesús vino a demostrar hasta qué punto Dios nos ama. ¿Cómo lo hizo? Dejando voluntariamente que los violentos, cegados por sus ansias de venganza, lo llevasen a la cruz para que de esta forma, esos mismos violentos tuviesen la oportunidad de experimentar el amor de Dios en sus vidas y se arrepintiesen de sus muchos pecados aceptando por fe la salvación que Jesús les ofrece.

Jesús, por medio de Su sacrificio en la cruz, estableció la paz entre Dios y el hombre. Aquí podemos ver el contrasentido de Dios: por medio de la violencia de los violentos Jesús ganó la paz para aquellos que con fe aceptan Su sacrifico. ¿Quiénes son hoy día los violentos? Todos aquellos que rechazan la paz de Dios es sus corazones y blasfeman con su ateísmo, su indiferencia, su ignorancia y su sí, pero ahora no. Para todos ellos (los violentos) está preparado el lugar de perdición, el lugar que se merecen: EL INFIERNO.

Amigo lector, da marcha atrás a todo aquello que te impide ver a Jesús como lo que es, Dios. Él nos trajo el mensaje de paz por excelencia, sufriendo a manos de los violentos por amor a Su Padre, a ti y a mí. Lo sucedido en Francia en estos días solamente es una muestra más de lo que hay en el corazón humano: violencia, unos creyendo que con burlarse del mal satisfacen su violencia, y otros que asesinando satisfacen sus ansias de vengarse. Busca a Dios mientras pueda ser hallado.

Deja la violencia contra Jesús.


¡QUE DIOS TE BENDIGA!

No hay comentarios:

Publicar un comentario