Porque de tal manera amó Dios al mundo,
que ha dado a su Hijo unigénito,
para que todo aquel que en Él cree, no se pierda,
mas tenga vida eterna. Juan 3:16.

sábado, 31 de agosto de 2013

Yo, No I

En alguna ocasión he comentado en este blog que su propósito, su único propósito, es compartir mi fe sincera en el Dios que se me revela por medio de Su Creación y por medio de Su Palabra, la Biblia. Por esto es para mí de mucha alegría que alguien lea mis torpes y sencillas frases. Pero cuando no solo leen, sino que además comentan, miel sobre hojuelas. Mi alegría, queridos lectores, se desborda. Así que aprovecho y doy las gracias a todos aquellos que lo han hecho y, espero, Dios mediante, lo harán en el futuro.


Cada día observo que exponerse al mensaje del evangelio trae un nuevo entendimiento a la vida de cada persona. Cuando alguien comprende las implicaciones que el evangelio conlleva, ya no tiene excusas para decir que ignoraba lo que Dios había planeado para su vida. Otro asunto es si decide creer y arrepentirse en obediencia a las demandas de Dios o seguir creyendo en otras cuestiones que pueden ser importantes, pero no solucionan la entrada al Cielo.

«Es evidente que hay un Creador»

Tengo un amigo especial que ya ha comentado un par de entradas. La frase en negrita es parte de sus consideraciones. ¡Muchas gracias! Veo, una vez más, que eres una persona (permíteme la confianza de dirigirme directamente a ti) que tiene ciertos conocimientos bíblicos. Me encanta que alguien se defina de forma sincera decantándose por la idea de un Creador, en vez de recurrir a la religión de la evolución. Tú, amigo mío, eres un valiente porque en según qué sitios te tacharían de retrógrado. En esta ocasión me has planteado tres “YO, NO” a la entrada Sin Excusas de la semana pasada. Estos son:

1º ¿De verdad crees que el dios de la biblia es el Creador? YO, NO.

2º ¿De verdad crees en esta clase de dios? YO, NO.

3º Te adelanto que si la tal familia es tu iglesia YO NO QUIERO      PERTENECER A ELLA.



Esto tiene mucha tela que cortar y quiero responderte lo mejor que pueda y como sinceramente creo que te mereces. Por esta razón voy a “diseccionarte” (ya reconocemos esa expresión entre nosotros) poco a poco. Mínimo te contestaré en tres veces. Comienzo por la primera pregunta:





1º ¿De verdad crees que el dios de la biblia es el Creador? YO, NO.

«…y luego la creación se corrompe»

La Creación no se corrompió sino que la corrompimos los hombres y mujeres que Dios creó. Opinamos que es justo que nuestras autoridades procesen y castiguen a los malhechores pero cuando pensamos en Dios tenemos una idea de alguien bonachón y decrépito que nunca va a ejercer Su Justicia. La Creación se degradó por nuestro pecado y este fue el primer cataclismo. Dios solamente puso Su Ley a funcionar como cualquier juez justo. La humanidad llegó a tal corrupción que Dios volvió a aplicar la justicia por medio del Diluvio Universal. Querido amigo, Dios volverá a aplicar Su Justicia como el libro de Apocalipsis narra, ya no por agua, sino por fuego.


« ¿No era buena? Tal vez lo era hasta que dejó de serlo, y para remediarlo, manda el diluvio y se carga infinidad de animales inocentes. Pero salva a ocho…»

Que interesante que Dios eligiera a ocho personas para salvarse y a muchos animales. Noé estuvo unos ciento veinte años predicando sobre que se iba a producir un diluvio y el mundo perecería por causa de vivir como hoy vive nuestra sociedad al margen de la Ley de Dios, corrompida y corrompiendo a otros. La gente de su tiempo se reía de él, pues jamás había llovido sobre la Tierra. No tuvieron fe en las palabras de la profecía de Dios dadas a Noé y, por consiguiente, no se subieron al Arca.


Yo veo en esta historia esperanza. La Iglesia, que es el Cuerpo espiritual de Cristo en la Tierra, formado por todos los creyentes verdaderos de toda la historia, está representada en el Arca. Hoy día los cristianos advertimos que llegará un día en el que Dios hará justicia por medio de otro cataclismo universal. La Iglesia es el Arca que acoge a todos los que quieren entrar en ella y la Puerta es Cristo. En el Arca, Dios fue el que cerró la puerta, también Dios cerrará la entrada a la Iglesia y ya no habrá más esperanza para los que desoyeron el aviso de destrucción.

Luego el SEÑOR cerró la puerta del arca (Génesis 7:16)

Yo te pregunto, ¿de dónde te viene la idea de un Creador? Si el Dios de la Biblia no es el Creador, ¿Quién puede ser?


Deseo dedicarte uno de mis versículos favoritos de la Biblia. Fue escrito por el sabio Salomón. La verdad es que no fue tan sabio porque se inclinó su corazón hacia la maldad. Él reconoce su condición y escribe el libro de Proverbios que son consejos prácticos para la vida diaria de un padre a un hijo y que tiene como base proveerse de la sabiduría de Dios, que no es nada más y nada menos que respetar Sus Leyes. Otro libro que escribe es Cantar de los Cantares que habla de la relación sin tapujos entre un hombre y una mujer, felizmente casados. El texto que te dedico, para que lo medites, está en Eclesiastés, que significa el predicador. Otro libro de la misma autoría, Salomón. Este es mi gran deseo para tu vida, antes que la vida sin Dios te endurezca de tal forma, que ya ni siquiera busques preguntarme nada. Oro para que Dios te ilumine con Su sabiduría.

Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud, antes que lleguen los días malos y vengan los años en que digas: «No encuentro en ellos placer alguno» (Eclesiastés 12:1)

En resumen, mi respuesta a la primera pregunta es:

Yo Sí creo que el Dios de la Biblia es el Creador.

¡QUE DIOS TE BENDIGA, QUERIDO AMIGO!

1 comentario:

  1. Anónimo31.8.13

    Gracias a ti por tus palabras y por la atención que me dedicas. Soy Yo (Yo Soy) otra vez, tu amigo el de siempre. Sí que creo en el Creador, y tal vez te sorprendería ver la cantidad de gente espiritual y creyente que hay, pero que no se traga la historia de la biblia ni de la iglesia, y peor aún, el tema de las sectas que a su alrededor proliferan desde hace siglos diciendo estar en posesión de la verdad absoluta. Amigo, hay vida más allá de la iglesia, hay fe, hay creencias más allá de tu libro, que ni es el primero (no deja de ser un recopilatorio de leyendas ancestrales), ni va a ser el último. Por ello entiendo que nuestro intercambio de ideas puede ser estéril; yo no puedo compartir tus creencias puesto que las conozco perfectamente, hace veinte años salí para siempre de una iglesia como la tuya. Y por otra parte, tampoco pasa nada por que permanezcas en tu iglesia y con tu biblia, no haces mal a nadie, salvo el que (presuntamente, en mi opinión y sin juzgar) te estarías haciendo a ti mismo y a tu hogar dando el diezmo (como mínimo) de tus ingresos a tu iglesia, y sacrificando tu precioso tiempo, domingo a domingo, más el culto de oración, más las reuniones de discipulado, más las reuniones de "líderes", más los ensayos del coro... más la dificultad de conocer y relacionarte con otras personas que no sean de tu parroquia, ... Pero no puedes entender lo que te digo porque lo haces (o crees hacerlo) con gusto, y sé ciertísimamente que todo lo haces dando lo mejor de ti y con tu mejor propósito de... de... ¿de qué? Esa es la pregunta. Acudirás a tu libro para responder, como siempre, yo lo leí entero varias veces y por eso te digo que esa respuesta NO ME VALE, la biblia NO ME SIRVE, el mensaje del evangelio es VACÍO Y SIN SENTIDO. Por eso tal vez no seguiré comentando en este blog.

    Me quedo, eso sí y si me lo permites, con tu amistad. Gracias por el respeto que usas, no es común entre los de tu credo. Yo también deseo de corazón QUE DIOS TE BENDIGA!!

    ResponderEliminar